2.d) Concepto y velocidad del tiempo

La definición de tiempo en filosofía abarca no solo diferencias en la percepción del tiempo absoluto sino de alteraciones reales en su dimensión personal.

Como hemos comentado en las páginas anteriores sobre qué es el tiempo, en cierta forma la visión metafísica se puede confundir con el la acepción subjetiva de los conceptos clásicos del tiempo pero, en este caso, no se trata de diferencias en su percepción objetiva sino de cambios reales en la velocidad del tiempo personal.

Lo cierto es que para otras personas no existe ninguna diferencia entre una realidad u otra puesto que ambas son de carácter interno al individuo; lo interesante de esta precisión reside en que a los demás nos pasa lo mismo y por eso es bueno distinguir.

Veamos algunos ejemplos concretos adicionales que casi todos conocemos sobre el amor y la filosofía del tiempo:

  • Se cae un cuchillo.

    En este caso, se observa con mucha mayor nitidez el cambio en la velocidad del tiempo respecto del tiempo absoluto o su aceleración. Ya no se trata de evitar que se rompa un vaso sino de evitar hacernos daño o de que alguna de nuestras células muera violentamente.

    Lo relevante en la filosofía del tiempo es el cambio en la velocidad del tiempo subjetivo; claramente provocado por el amor a la punta del cuchillo, al suelo y a nuestras propias células.

    Sin embargo, a pesar de afectar al concepto de tiempo, nadie propone adelantar ningún reloj; ni que una vez que el cuchillo se para en el suelo, la persona se encuentre en diferente año, semana o milisegundo que el resto de los mortales. Quizás se podría argumentar que esa persona es un poco más vieja que lo que le correspondería ser sin el suceso del cuchillo.

    Variación de la
    velocidad del tiempo
    Cuchillo clavado en una esponja

    ¿Dónde se encontrarían las fórmulas físicas en este caso?

    Normalmente, desde un punto de vista externo u objetivo, lo que se suele decir es que una cosa ha sido sobre utilizada o que una persona ha tenido una vida difícil.

  • Peligro inmediato de muerte.

    Cuando ocurre un accidente, al comienzo se altera la velocidad del tiempo subjetivo. Si también se observa un peligro de muerte, en ocasiones, se produce un precioso fenómeno muy curioso.

    Se ve como en una película las secuencias de la vida de uno mismo, se produce en orden cronológico, desde la niñez temprana, y las imágenes recogen con gran detalle muchas de las etapas o momentos más felices.

    Lo más increíble es que todo ha durado quizás una décima de segundo y parecía que la película comprendía toda la vida. Una reflexión filosófica sobre el amor y el tiempo es inevitable.
    Esta actividad se ha producido a escala emocional, en un nivel muy esencial del ser. La velocidad del tiempo subjetivo ha aumentado y mucho; si nosotros fuésemos la luz nos preguntamos si se podría decir que su velocidad había disminuido (por ser conceptos inversos), y así mantener intacto el modelo intuitivo sobre los conceptos de espacio, tiempo y velocidad.

    La causa de este fenómeno físico está clara pero no así su finalidad, dos posibilidades destacan: o bien como despedida y revivir todo lo bueno una última vez, o bien como preparación de lo que uno se quiere llevar al otro mundo. Pensamos que la segunda es más probable por la sensación que se tiene y por el gran contenido de la película y su perfecto orden cronológico.

  • La burbuja del interés.

    Otro caso de variación de la línea del línea del tiempo, es cuando parece que el espacio se reduce a una burbuja alrededor nuestro y que únicamente somos conscientes de lo que pasa dentro de la burbuja. ¡Pero qué tipo de consciencia!

    Lo que se recuerda claramente es la burbuja esferoide; la velocidad del tiempo subjetivo se ve alterada pero no sé muy bien en qué sentido, podría ser que el tiemo sufra fuertes aceleraciones y desaceleraciones. También podría deberse a una constante aceleración normal o con un vector unitario hacia el centro de la burbuja que no es normal.

  • Haciendo el amor.

    Sobre esta agradable actividad se pueden decir muchas cosas, pero aquí nos interesa resaltar ese hecho que se produce en determinados momentos y que consiste en la pérdida de la noción del tiempo. No es sorprendente que sea precisamente este ejemplo sobre el amor el que produzca el efecto más claro e intenso sobre la velocidad del tiempo subjetivo.

- - -

Conviene remarcar que sean diferencias en las percepciones del tiempo absoluto o sean variaciones reales de la velocidad del tiempo subjetivo, la realidad objetiva no se ve alterada en ningún momento. Si se pasa de una velocidad del tiempo de 1 a 2 s/m es totalmente equivalente desde un punto de vista matemático a pasar de una velocidad normal de 1 a 0,5 m/s.

Cuando decimos realidad objetiva no presumimos que exista como tal, es suficiente que exista como convención abstracta. En este sentido, si el tiempo y el espacio como conceptos objetivos y abstractos son absolutos, entonces cualquier variación de su relación habrá que imputarla a una variación de la velocidad, cuya definición es precisamente su relación. En el caso de necesitar crear nuevos conceptos físicos, sería conveniente utilizar nuevas palabras para no liarnos demasiado.

Por otra parte, también se podría confundir el nuevo concepto del tiempo con el tiempo relativista de la ciencia, puesto que han pretendido explicar la relatividad del tiempo incluida en sus ecuaciones matemáticas con ejemplos sobre las percepciones del tiempo de los enamorados. Quizás se refieran a un tipo de amor griego en un tiempo pitagórico desconocido hasta la fecha.

 

* * *