3. EL AMOR Y LA GRAVEDAD

3.a) El Amor Universal

Hay muchas formas de entender el amor: entre padres e hijos, otras relaciones familiares, la amistad, el respeto, el sexual, el amor por las cosas y otros sentimientos.

El concepto que recoge el elemento común a todos los tipos de amor es el Amor Universal, precisamente por resaltar que no está referido a nada en concreto.

El único antídoto para el egocentrismo de la razón pura es el Amor.

Amor universal (Imagen de dominio público)
Corazones rojos

En principio, existe un paralelismo interesante entre amor y atracción de la gravedad. Ambas fuerzas son generales, naturales, invisibles, potentes. Es el enigma de la gravedad del amor.

En algunas ocasiones todos pensamos qué es el amor universal y qué forma matemática podría tener la Ecuación del Amor como ejercicio de relajación mental, pero nunca había pensado que pudiese suponer nada más que eso, un entretenimiento simpático. Bueno, ¡quizás sí, nunca se sabe!

Sin embargo, la ecuación matemática muestra unos parámetros sugestivos por tener cierto significado físico y, por último, al relacionarla por sustitución con la famosa ecuación de Einstein de E = m c²  –original de Olinto de Pretto– y salir la fórmula de la gravedad de  Newton me quedé un poquito perplejo.

De nuevo aparecía el enigma.

¿Por qué no dar a conocer este particular enigma y desorientar a alguien más?

 

3.a.1. La Ecuación del Amor

Lo primero sobre qué es el amor y los parámetros de la Ecuación del Amor es que debería tener una constante "K" como la fórmula de la aceleración de la gravedad; de hecho, si existía debería ser algo parecida, pues en cierta forma, es una especie de energía, fuerza o atracción.

Una segunda reflexión fue que esa constante podría ser negativa o positiva; a veces esa fuerza de atracción es de repulsión.

Galaxias en forma de rosa UGC 1813 NASA
STScI-Hubble Team
(Imagen de dominio público)
Galaxias con forma de rosa

Observando la vida, uno se da cuenta que les coge cariño no solo a las personas sino también a las cosas. En definitiva, el amor es un paseo juntos en el espacio y el tiempo.

Por lo tanto, la amistad y la atracción serán mayores en función directa del tiempo, cuanto más tiempo juntos, más amor.

Respecto del espacio, la función sería inversa, cuanto más cerca, mejor, salvo los casos de constante negativa que sería lo contrario. También podría ser que dicha función inversa lo fuese respecto de su cuadrado, sobre todo, vistos los antecedentes históricos de fórmulas semejantes.

En consecuencia, la Ecuación del Amor será algo parecido a:

A = K t / e²

Si quisiéramos eliminar la posibilidad de que la constante sea negativa para sentir mejor la belleza de la ecuación, no tendríamos más que elevarla al cuadrado, así nos queda:

A² = K² t² / e4

Como K² seguirá siendo una constante la podemos llamar G. En cuanto a su valor y sus unidades, en principio ni idea, pero podemos suponer que tanto el valor como las unidades son las mismas que las de la constante universal de Newton, porque seguro que existe alguna relación entre la gravedad y el amor. Quedaba bien, para eso es universal y además después veremos la utilidad de esta suposición.

También podemos definir A como A², con lo que finalmente nos quedaría:

Ecuación del Amor

Donde G = 6,67 * 10-11 (m³/kg s²) o (N m² / kg²)