6. EVIDENCIA EMPÍRICA

La ECV (1990) es una teoría con raíces en el Lamarckismo y el Vitalismo. Aunque se trata de una teoría general, los argumentos se refieren a veces al hombre por ser más didácticos.

Con independencia de las repercusiones filosóficas, la Evolución Condicionada de la Vida –ECV– contiene propuestas científicas. Algunas de ellas comprobadas y admitidas posteriormente.

Hemos presentado las propuestas de la ECV en su formulación y sus conclusiones, comentado a lo largo de este libro y enumerado en las secciones de Variabilidad genética y de Mecanismos de la evolución.

Veamos la evidencia científica de las más notables:

  • Transmisión de la información genética.

    La postulaba Lamarck y la demostró Mendel. La comunidad científica tardó 50 años en reconocerlo e integrarlo con el Neo-Darwinismo. Tanto retraso se debe a que la trasmisión genética de todas las particularidades de la configuración del nuevo ser apoya al 100% la teoría de Lamarck frente a la de selección natural.

    La combinación Mendeliana provoca la distinción entre carácter heredado y predestinado. Aunque se transmiten todas las instrucciones necesarias para el nuevo ser, no siempre son las mismas.

    Otra forma de decirlo sería la famosa “Herencia de los caracteres adquiridos”.

    La evolución del hombre es consecuencia del desarrollo de los genes a lo largo de la vida de los individuos –ECV.

    La trasmisión tan completa también se ha adaptado al Darwinismo moderno llevando la selección natural al nivel celular.

    Sin embargo, los caracteres no son adquiridos por accidente ni por métodos únicamente aleatorios sino también por mejoras planteadas. La intencionalidad se desprende de modificaciones muy complejas y lógicas en una sola generación.

    Recientemente, la doctrina intenta mantener el Darwinismo mezclando los conceptos de epigenética –desarrollo de la información genética condicionado al medio ambiente y la transmisión a través de RNA en lugar de ADN. ¡Cómo si Darwin hubiera admitido la herencia de los caracteres adquiridos fuera o dentro del ADN!

    Por otra parte, este punto implica la existencia de un mecanismo de transmisión de las modificaciones de la información genética de células normales a las células reproductoras.

    Evidencia:

  • Asegurar la viabilidad de la descendencia.

    Existen dos grandes métodos: producir abundante descendencia con pequeñas variaciones y diferenciación sexual en organismos complejos.

    El primero utiliza procesos aleatorios y ha justificado el Darwinismo a pesar de que no existía ninguna prueba de que dichos procesos no hayan sido previstos con anterioridad. De forma equivalente, la lotería moderna es aleatoria y, por supuesto, diseñada por el hombre.

    Se exageró tanto en sus inicios que se decía que las modificaciones genéticas eran mutaciones aleatorias con Darwin, y que estaba probado científicamente. Después aleatorias solo en puntos determinados y, últimamente, ya ni se llaman mutaciones, pero sigue siendo imperante el Darwinismo en la teoría de la evolución.

  • La diferenciación sexual.

    Es el segundo gran método de asegurar la citada viabilidad. No elimina los procesos aleatorios pero es difícil justificar su complejidad con ellos y, sobre todo, permite comprobar aspectos concretos de carácter lógico o no aleatorio propios de los sistemas de impulso vital.

    Los más destacados son:

    • Un sexo transmite una copia viable del genoma.

      No solo una copia sino que, en numerosas ocasiones, se duplican, triplican o se incluyen más copias de ciertas partes del genoma. –ECV.

      Evidencia:

      • 1993-01-15 Recuperar rasgos eliminados.
      • 2001-02-28 Autoestopistas en los cromosomas.
      • 2002-04-25 El genoma del arroz.
      • 2005-03-30 Copia de seguridad del genoma
      • 2012-09-06 ADN basura.

        Es un hecho conocido por el avance científico. A principios de este siglo y con anterioridad se hablaba de ADN basura. En otras palabras, la doctrina insultaba con toda tranquilidad a la Naturaleza.

        Claro, que decir está probado que la Vida se reduce a procesos aleatorios tampoco está nada mal, y más como ejemplo de conocimiento científico. Ver reflexiones sobre por qué se aceptó la Teoría de Darwin inicialmente.

    • También el mismo sexo se especializa en la tecnología de materiales y en el desarrollo inicial de la descendencia –ECV.

      Evidencia:

    • El otro sexo se especializa en la mejora de la información genética transmitida –ECV.

      Evidencia:

    • Función de filtro de las modificaciones genéticas –ECV.

      En los humanos y seguramente en todos los animales superiores, los hijos de un hermano con su hermana son viables pero con graves problemas, seguramente causados por la falta de contrastación de las variaciones genéticas con una fuente realmente externa. Este hecho, también nos daría una idea de la gran cantidad de variaciones que se producen en una sola generación en contra de lo que se cree normalmente.

    • Método de Verificación Lógica de la Información –LoVeInf.

      No se trata de un filtro lógico para buscar errores sino de utilizar las dos fuentes de información con selectores lógicos como adición o intersección para conseguir distintos resultados.

      El carácter científico del método LoVeInf se deduce no solamente del Estudio EDI inicial sino también de los múltiples experimentos no realizados pero posibles como Darwinotro y Menssalina, y otros sobre capacidades cognitivas en la medida que existan indicadores con los modelos propuestos por la Teoría Cognitiva Global, que estudia las previsiones de la ECV en su materia.

      Evidencia:

    • Definición de la significatividad de los genes –ECV.

      La mayor precisión de la función de los genes dominantes y recesivos provoca una nueva definición. En función de cómo se aplique el método LoVeInf, un mismo gen se puede comportar como dominante para una función y como recesivo para otra.

      También puede ser que una característica necesite que los dos progenitores la transmitan.

      Evidencia:

    • Carácter hereditario de la inteligencia (r² hasta 0.99 en grupos de 10 personas) y significatividad del cromosoma de menor potencial intelectual para dicho caso –ECV.

      Evidencia:

    • Efecto de la inteligencia sobre la selección sexual –ECV.

      La demostración se efectuó incorporando en el modelo estadístico del Estudio EDI una hipótesis adicional sobre la selección sexual en septiembre de 2002.

      La figura muestra la gráfica del impresionante ajuste del modelo con datos reales y con datos calculados de acuerdo con la ECV y la hipótesis adicional.

      Evidencia:

    • Congruencia con aspectos importantes de la historia de las civilizaciones humanas.

      Evidencia:

    • Base biológica de la capacidad del lenguaje.

      Ciertas teorías o corrientes apoyan la visión de la ECV en la materia y desarrollada en la Teoría Cognitiva Global. Dicha base se viene propugnando con claridad desde hace décadas y ahora se están descubriendo secuencias particulares de ADN que la afectan.

      El lenguaje evoluciona y no todos los idiomas tienen el mismo número de palabras ni la misma precisión a la hora de exponer conceptos complejos como por ejemplo la normativa jurídica.

      Evidencia:

  • Evolución en forma de espuma y no de árbol –ECV.

    La forma de espuma equivale a la posible no-existencia del eslabón perdido porque los saltos evolutivos son normalmente producidos por la combinación de dos o más linajes genéticos diferentes.

    A la comunidad científica le ha costado 30 años reconocer que los Neandertales, los Cromañones y otras subespecies se cruzaron.

    Evidencia:

  • Simulación con algoritmos genéticos de la ECV.

    El juego gratis de billar Esnuka (1992), permite una asimilación intuitiva de los nuevos conceptos.

    A menudo se dice que algoritmos genéticos sobre evolución estudiados por ordenador confirman la Teoría de Darwin. En este caso, como no podía ser de otra forma, confirman la ECV, dado que los algoritmos genéticos programados son los suyos.

    La única diferencia es que no parece que existan algoritmos Darwinistas simulando la evolución de la inteligencia de forma satisfactoria.

    Evidencia:

  • Otros mecanismos no Darwinistas.

    Los avances en biología y genética están proporcionando conocimientos que difícilmente cuadran con la teoría de la Selección Natural o sus múltiples actualizaciones. Ni siquiera cuadran con la Teoría Sintética de la Evolución a pesar de que su nombre parece integrar lo que haga falta con tal de mantener la filosofía darwinista.

    Los siguientes mecanismos no son mencionados expresamente por la ECV pero sí de forma genérica al señalar en el punto tercero de su formulación: “Los sistemas, métodos o procesos de evolución son múltiples, configurándose para cada caso en función de determinadas condiciones (y no solamente medioambientales sino también lógicas)”.

    Evidencia:

Innovaciones de carácter científico pueden tener consecuencias filosóficas y aspectos filosóficos en una época pueden pasar a ser científicos en otra posterior o vice versa, pero la comunidad académica necesita tiempo para su asimilación y mucho más para su transmisión a la sociedad en general.

Un cambio radical de lo generalmente aceptado supone una barrera importante, como señala la sociología de la ciencia de Thomas Kuhn. En cualquier caso, las falsas barreras acaban derrumbándose.

A riesgo de hacer repeticiones redundantes, se tardó casi 50 años para el reconocimiento e incorporación de las leyes de Mendel en la teoría dominante, la mezcla de Neandertales y Cromañones unos 30 años y del heliocentrismo de Galileo no estamos seguros porque fue hace mucho tiempo.

Los retrasos mencionados se deben a aspectos sociológicos y emocionales que ralentizan la discusión científica.

Es posible que con el Darwinismo Social o el libro “The Bell Curve”, de Herrnstein y Murray, ocurra algo parecido al proponer concepciones evolutivas que no agradan a ciertas ideologías idealistas. Un idealismo que no impide acusar de verdaderas barbaridades a posiciones científicas ni pensar que los Cromañones no tenían nada mejor que hacer que exterminar a los Neandertales.

En fin, no pasa nada, no es la primera vez ni será la última que se dan dichas actitudes.

¡Como la vida misma!