1.d) Astronomía y otros fenómenos del espacio exterior

Además de los procesos tratados en las páginas anteriores denominados de contracción y expansión del espacio existen otros fenómenos físicos con grandes repercusiones en la configuración del universo.

Dos de los fenómenos observados en el espacio exterior no tratados hasta ahora son la igual velocidad en general de las estrellas en galaxias y el efecto de lentes gravitacionales, que se pueden explicar con una gran cantidad de masa, pero que no se ha podido detectar directamente todavía.

Por ello, tanto en un caso como en otro, se habla de la posible existencia de materia oscura.

También en este caso, el modelo de la Astrofísica Global, parte de la Física Global, intenta aportar ideas nuevas para explicar la materia oscura del universo y el extraño comportamiento observado de las estrellas en el giro de las galaxias.

Conviene tener presente que la Astrofísica es una ciencia muy imaginativa no solo en la interpretación de las observaciones sino también por las limitaciones de las propias observaciones.

En otras palabras, el 95% de la masa/energía del universo no tiene explicación.

Es más, la Astrofísica Moderna sigue con sus dudas metafísicas, pues, por un lado, sigue hablando de la Teoría de la Relatividad General de Einstein y, por otro, parece claro que el vacío no está vacío y que existe algo con propiedades mecánicas. Ese algo podría ser espuma cuántica, cuerdas, o lo que la Física Global denomina éter global.

Además del efecto de lentes gravitacionales sin masa que lo provoque y el problema de la velocidad de las estrellas en las galaxias vamos a examinar brevemente el tema de la antimateria, por estar relacionado con la materia oscura y las teorías del origen del universo.

Hay que resaltar que el apartado 1.d.3. Rotación de las galaxias incluye un análisis cuantitativo con datos experimentales y resultados totalmente satisfactorios.

También, como una consecuencia novedosa del segundo elemento de la atractis causa o efecto Merlín de la Ley de la Gravedad Global, se examinará la posible excentricidad adicional de las órbitas planetarias respecto a las órbitas clásicas y relativistas.

 

 

1.d.1. La antimateria

A lo largo de este libro se ha comentado en distintas ocasiones la existencia de dos tipos de energía electromagnética y de masa física en función del giro transversal que tengan.

En el espacio euclídeo tridimensional, como el propugnado por la Física Global, sólo pueden existir dos tipos de giro en la dirección de propagación de una onda transversal. En consecuencia, la energía electromagnética será dextrógira o levógira.

De igual manera, con la definición de masa física de la Mecánica Global existirán dos tipos de masa, materia y antimateria, una formada por la confluencia de la energía electromagnética dextrógira y la otra por la levógira. La masa normal en nuestra galaxia se denomina materia y la de giro contrario antimateria.

Como era de esperar la vida media de la antimateria creada en nuestro planeta es muy corta, puesto que al estar rodeada de tensión electromagnética contraria es muy inestable.

El mantenimiento de las partículas de antimateria resulta muy caro, pues han de estar confinadas en campos electromagnéticos muy fuertes de torsión transversal adecuada. Teóricamente, un protón de antimateria debidamente aislado de la materia normal debería ser igual de estable que un protón normal.

Como se puede observar, toda la descripción de la antimateria se ajusta perfectamente a la concepción de la masa de la Mecánica Global.

 

NOTICIAS DE FÍSICA

"Antimateria de antigalaxias desde una nave espacial.

La mitad de las galaxias lejanas pueden estar hechas de antimateria, una sustancia análoga a la materia pero que se aniquila al contacto con ella. En teoría, la existencia de antigalaxias -conjuntos de antiestrellas y antiplanetas- es posible y no se distinguirían visualmente de las galaxias normales, como la Vía Láctea.".

El País 24-05-1995

Si partimos de una hipotética situación inicial del universo sin ninguna torsión electromagnética ni ningún tipo de materia o antimateria, cualquier giro o torsión de la estructura reticular de la materia –éter global, gravitacional o cinético– produciría ondas electromagnéticas dextrógiras en un sentido y levógiras en el sentido contrario dentro de una misma dirección.

Al igual que no existen los monopolos magnéticos salvo que exista una asimetría fundamental a nivel de propiedades elásticas de los filamentos del éter global. Por los mecanismos que crean la masa y la Ley de los Grandes Números, debería existir la misma cantidad de materia oscura que de materia normal o visible para nosotros en el conjunto del universo.

Últimamente se habla de la existencia de monopolos magnéticos, pero no deja de ser una forma de hablar, puesto que el polo ausente estará presente, pero en un nivel inferior, es decir, su magnetismo estará disipado directamente en el éter global sin llegar a ser aparente para la tecnología actual.

En unas regiones del espacio exterior predominará la materia y en otras la antimateria.

 
 

 

1.d.2. Efecto de lentes gravitacionales sin masa aparente

El efecto de lentes gravitacionales provocado por grandes masas se analiza con cierto detalle en el libro Física y Dinámica Global. La curvatura de la luz se produce por la energía potencial y el efecto Merlín, que duplica el efecto de la Ley de la Gravitación Universal de Newton para la energía cinética y electromagnética.

Lentes gravitacionales Galaxy-cluster-SDSS-J1038+4849
(NASA-Imagen de dominio público)
Efecto de curvatura de la luz provocado por grandes masas en el espacio.

En este caso, como la masa necesaria para producir dicho efecto no es visible, existen opiniones de que la materia oscura pudiera estar formada por antimateria en lugar de materia normal. El campo de gravedad es independiente de la naturaleza dextrógira o levógira de la masa y, por lo tanto, producirá el mismo efecto de lentes gravitacionales o curvatura de la luz en ambos casos.

La materia oscura se ha detectado de forma indirecta por los efectos de su interacción gravitatoria sobre la trayectoria de la luz.

Otra explicación podría ser que el efecto de lentes gravitacionales podría estar causado por la existencia de muchos agujeros negros, o por partículas extrañas, como WIMPS.

NOTICIAS DE FÍSICA

"Los microagujeros negros son inofensivos - LHC.

Una de esas partículas supersimétricas tiene un atractivo teórico especial porque es el mejor candidato teórico para constituir la misteriosa materia oscura del universo".

El País 11-09-2008

No obstante, considero estas posibles causas muy improbables debido a la distribución espacial que tendrían que tener.

A continuación, se explica la causa más probable de este extraño fenómeno del espacio exterior para la Física Global.

  • Astrofísica Global y lentes gravitacionales sin masa.

    Puestos a especular, la causa más probable del efecto de lentes gravitacionales podría ser simplemente el resultado de variaciones en la tensión longitudinal del éter global, variaciones de su configuración espacial en grandes escalas o incluso de fenómenos de arrastre de la luz por desplazamientos del éter luminífero –campo de gravedad.

    Seguramente el éter luminífero no solo es el campo de gravedad –tensión de la curvatura longitudinal del éter global– sino también la propia tensión longitudinal del éter global.

    Una consecuencia de lo expuesto sobre los mecanismos de la energía oscura en el apartado anterior 1.c.2.b) La energía oscura en la Física Global será que la energía oscura intergaláctica tendrá una distribución no uniforme.

    De acuerdo con dichos mecanismos, la energía oscura se producirá en aquellas regiones con gran concentración de estrellas, es decir las galaxias.

    Además de la no uniformidad comentada anteriormente, en el espacio intergaláctico también se producirán otros efectos curiosos por la existencia de agujeros negros en las galaxias y la diferente distribución de sus estrellas.

    Supongamos una región del espacio tridimensional rodeada por 20 galaxias más o menos lejanas. Todas las galaxias producirán una expansión del éter global y, por lo tanto, en la citada región habrá una menor tensión longitudinal de los filamentos del éter global hasta que las galaxias se separen por la tendencia a un equilibrio de dicha tensión.

    Estos procesos de ajuste se repetirán por todas partes del universo local y el resultado global será su expansión. Pero en el proceso habrá claramente irregularidades en la citada tensión longitudinal de los filamentos, que, a su vez, tendrán efectos de lentes gravitacionales y sobre la gravedad y los campos electromagnéticos intergalácticos.

    Estas irregularidades existirán a distintas escalas, no solo en espacios intergalácticos sino también de cúmulos de galaxias y superestructuras de los mismos.

    Otro aspecto más especulativo sería que la existencia de galaxias barradas quizás sea un signo de la distinta tensión longitudinal del éter global –o espacio con propiedades mecánicas– en grandes escalas.