6.c) Experimentos con cromosomas abuélicos.

Mensalina es una simplificación del experimento Darwinotro de genética cuantitativa, por lo que convendría leer dicho experimento antes.

No solo sería mucho más barato realizarlo, sino que además se considera que es muy potente y que se podría aplicar igualmente a estudiar la evolución de los distintos cromosomas y su participación en multitud de procesos biológicos donde existan o pudieran existir diferencias evolutivas por razón de género.

Es importante resaltar que la metodología de los cromosomas abuélicos se puede aplicar a cualquier cromosoma, por implicar éstos unidades funcionales independientes en el mecanismo de evolución genética con diferenciación sexual.

MENSALINA
EXPERIMENTO DE GENÉTICA CUANTITATIVA

Lo primero es reconocer que la investigación sobre la inteligencia está muy mediatizada por la posible reacción social y la ideología personal.

En segundo lugar, investigar la inteligencia humana significa, más que nada, reconocer que el propio concepto está sujeto a muchas interpretaciones. No basta con quedarse con el concepto clásico de inteligencia general; entre otras concepciones conocidas están la teoría de las inteligencias múltiples, la teoría, un tanto oportunista, de la inteligencia emocional o la ideología negacionista de la inteligencia.

Yo, aquí, añadiría una que se suele oír hablar muy poco de ella, la inteligencia natural, porque es la que pretendo matizar parcialmente con mi propuesta. La inteligencia natural estaría formada por todas las habilidades que un ser humano tiene y no solo las conscientes sino también las inconscientes y las de las propias células y órganos corpiáceos.

Quizás me explique mejor si hablamos de factorías. Una misma fábrica creará muñecos y muñecas o camionas, camionetos y coches; da igual, lo que está claro es que utilizará toda su tecnología, sus recursos económicos y humanos para que sus criaturas sean lo más perfectas posible. En otras palabras, trasladará toda su inteligencia natural a sus criaturas, claro está en proporción aproximada a su precio de venta y demás condicionantes.

Por supuesto que existirán muchas fábricas o marcas y habrá diferencias entre ellas, pero todas ellas actuarán bajo los mismos principios naturales.

Sin embargo, a nadie sorprenderá que sus características, inteligencias o habilidades parciales sean diferentes. Ni tendría por qué sentirse ofendido por diferencias entre un camión que lleva más carga, un coche más rápido, una camioneta de socorro en carretera o una de transporte de grandes cantidades de dinero.

Experimento Mensalina (Genética cuantitativa)
El experimento Mensalina/Darwinotro con cromosomas abuélicos

La propuesta pretende descubrir un poquito más de la verdad con un análisis experimental sobre la posible distinta distribución de características parciales de la inteligencia natural entre hombres y mujeres. El tema es algo conocido, existen test en que son mejores las mujeres y en otros los hombres son peores.

Fases de la propuesta:

  • Elegir una muestra de superdotados de 50 mujeres y 50 hombres o de 100 hombres y 100 mujeres, siempre con abuelo y/o abuela materna vivos. MenSa –asociación mundial más grande de superdotados– podría aportarlos altruistamente.

  • Detectar si el cromosoma X que todos tenemos de uno de nuestros abuelos maternos es del abuelo o de la abuela. Se utiliza el cromosoma X abuélico porque es el único que nos limita bastante el número de cromosomas a chipear y, al mismo tiempo, nos permite diferenciar los resultados por género.

  • Sencillo y barato, sumar y comparar. Lógicamente manteniendo siempre la privacidad de la muestra y con claves en el trabajo a realizar.

  • Análisis de resultados. Si ganan las citadas abuelas de forma significativa o, por el contrario, ganan los abuelos con alguna sigma, habrá que buscar explicaciones más complejas que si se produce el teóricamente esperado empate.

Yo diría que ganan los abuelos porque el caso de superdotados es muy extremo dentro de la distribución de la inteligencia y porque pequeñas variaciones genéticas en relación a la medida realizada de la inteligencia más o menos clásica pueden hacer que no se llegue al nivel de superdotación requerido –2% más alto de la población.

Las pequeñas diferencias que se intentan detectar, en  su caso, podrían ser explicadas por el hecho conocido que los hombres producen más variaciones genéticas que las mujeres y que la inteligencia va aumentando con el tiempo si no hay elementos externos a la evolución normal.

Yo pienso que una generación podría ser suficiente en este caso, dada la gran sensibilidad del modelo planteado por las características citadas de superdotación de la muestra y porque en una muestra de 100 o 200 personas otros posibles factores tenderán a anularse al ser seguramente aleatorios respecto al abuélico citado.

El impacto científico parece garantizado si el resultado está desequilibrado a favor de uno de los abuélicos y si es equilibrado se demostrará científicamente que no hay diferencias de género de la medida de la inteligencia admitida para entrar en Mensa,* acabando con las eternas dudas al respecto, dado que la proporción de miembros masculinos es bastante superior.

En caso de resultado positivo del experimento, se podría ampliar el estudio, por ejemplo, con análisis por submuestras por género, de tipos de test de entrada, o de realizar distintos tipos de test de las personas incluidas en la muestra para ver su efecto.

De cualquier forma, esta propuesta busca impulsar y acercarse a la verdad objetiva o experimental, sea cual sea.